bclubbers logo

Alcohol y medicamentos: una combinación que no suele funcionar

Muchos de nosotros nos hemos visto en la situación: días previos a un finde que tienes señalado con marcador, esa fecha que llevas semanas esperando porque la vas a liar parda, tienes hasta un modelito nuevo que te has comprado en el Black Friday… Pero toca darle el Welcome al trancazo (o algo peor). Resulta que tu sistema inmunológico, a veces, se viene abajo porque aguantar el ritmo que llevas es literalmente imposible. Te ves, por lo tanto, a escasos días de esa gran noche soñada pero incubando una enorme estirpe de virus en tu interior y, aunque seas un fiel seguidor del optimismo, sabes que ante ti solamente se contempla la solución de los fármacos. A ello hay que sumarle que, cuando tenías pensado darlo todo, incluías algún que otro vaso de tu combinación favorita ron+coke light (importante lo de descargarte un poco de azúcar en tus combinados) planteándose ante ti la gran duda de la humanidad: mezclar alcohol y medicamentos.

 

bebiendo alcohol

 

 Mezclar alcohol y medicamentos

 

Antes de nada hay que aclarar que no eres especial. Bueno, para nosotros sí que lo eres, eres nuestro lector y eso te convierte automáticamente en un ser único, pero nos referimos a la hora de considerar los efectos del alcohol y de los medicamentos sobre ti, eso del: «no, si a mi eso no me pasa» no existe. Sí te pasa.

 

A no ser que formes parte de La Liga de los Hombres Extraordinarios o que seas uno de los Vengadores de Marvel, formas parte del resto de los mortales y por lo tanto combinar alcohol con medicamentos te afectará de igual manera.

 

bajo los efectos del alcohol

 

Lo ideal será usar el sentido común

 

Efectivamente lo mejor que puedes hacer ante la duda de mezclar alcohol y medicamentos es que, cuando estés en la consulta del médico, le preguntes sobre los riesgos que conllevaría combinar alcohol con cualesquiera que sean los medicamentos que te haya recetado. Nadie mejor que el doctor para esclarecer cualquier duda. 

 

Si no tuviste la oportunidad de preguntar directamente, leer el prospecto del fármaco (ese papel impreso perfectamente doblado en el interior de la caja) puede ser también una buena idea.

 

 

Algunas consideraciones con los medicamentos más frecuentes

 

Paracetamol

 

Lo del Paracetamol merece una mención aparte ya que, últimamente, en España se consume casi más Paracetamol que pipas. Las consecuencias de este alto consumo es que se le ha perdido un poco el respeto porque nos creemos que dentro de nosotros existe un pequeño médico que, a la hora de plantear la duda de si se puede beber alcohol tomando Paracetamol, dice: «Nah, no pasa absolutamente nada. De hecho, si me apuras un poco, te diría que es hasta bueno. Pa´lante siempre».

 

 

Lamentablemente el panorama no es tan bonito como parece. Si bien es verdad que tomar una pequeña cantidad de alcohol mientras se está siguiendo un tratamiento con Paracetamol no te va a cristalizar el estómago, hay que ser muy cauto ya que estás llevando al hígado a la máxima exigencia. Aquí te lo explican de maravilla.

 

Ibuprofeno

 

Con el ibuprofeno tenemos un caso parecido al del paracetamol y es que ahora, te duela lo que te duela, ibuprofeno pal body. ¿Te duele la cabeza? Ibuprofeno; ¿Te has torcido el tobillo? Ibuprofeno; ¿Resfriado? Ibuprofeno; ¿Has suspendido? Ibuprofeno; ¿Cueces o enriqueces? Ibuprofeno.

 

Las consecuencias de mezclar alcohol e Ibuprofeno van a variar en función de las cantidades que se ingieran y de la regularidad en la que se hace: no es lo mismo si bebemos de forma esporádica en una ocasión especial que si lo hacemos de lunes a domingo. Al tratarse de sustancias que se metabolizan por vía hepática va a existir una consecuencia adversa directa en los efectos del medicamento y del alcohol. La resaca puede ser eterna.

 

 

La Navidad y los eventos

 

Sabemos que llega una temporada en la que se juntan absolutamente todos los eventos posibles, desde cenas de empresa, reuniones familiares… Y es una fecha en la que, además, hace un frío notable por lo que estamos siempre coqueteando con la enfermedad, en las universidades, en las oficinas, tiendas o cualquier sitio cerrado parece que hay una ola de calor y luego en la calle nos acompaña un frío propio de la estepa rusa. Desde bclubber, para evitar caer enfermo y así no verte en la tesitura de mezclar alcohol y medicamentos, te Damos una importante recomendación:

 

Ir siempre bien abrigado y tomar mucho zumo de naranja.

 

navidad