bclubbers logo

El fin de semana: ¿cómo nace y cómo puedes aprovecharlo?

Llega el viernes y con él toda la ilusión que despierta el fin de semana. El descanso del trabajo/estudios, tiempo para dedicar a los hobbies, la oportunidad de trasnochar y darse al ocio nocturno… Nos atrevemos a decir que no hay prácticamente nadie que no agradezca la llegada de estos días.

 

Pero, ¿cómo nace el fin de semana como tal? ¿Lo estás aprovechando de la mejor manera posible? Desde bclubber vamos a intentar dar respuesta a estas cuestiones.

 

Fin de semana

 

El fin de semana

 

La precuela

 

El concepto de semana tal y como la entendemos hoy, es decir, como un periodo de 7 días, no tiene un origen definido, pero se cree que se remota a las primeras observaciones de los ciclos lunares. Es posible que este dato no te interese demasiado, pero imagina que, por algún casual, los ciclos lunares fuesen algo más largos y las semanas durasen 11 días en vez de 7. A ver quién aguanta tanto tiempo de espera hasta el siguiente fin de semana. Thanks, Big Bang.

 

Una vez establecido este periodo, las distintas religiones escogieron diferentes días sagrados en los que no se trabajaba: los musulmanes eligieron el viernes, los judíos el sábado, los cristianos el domingo… Sin embargo, esto generó un cierto caos una vez que comenzó a darse la mezcla de varias religiones en una misma sociedad, lo que, sumado a las protestas por los derechos obreros, hizo que se estableciera oficialmente un periodo de descanso de dos días, el sábado y el domingo. Esto es, por supuesto, una versión muy resumida. Realmente se trata de una larga historia a la que hoy en día hemos sacado más provecho a través del maravilloso concepto de «juernes» (mañana se sale que es juernes).

 

 

Cómo aprovecharlo

 

Tranquilo, que la lección de historia acaba aquí. Sabemos que a efectos prácticos esta información no te reporta demasiado, y que lo último en lo que piensas cuando llegas a casa un viernes por la tarde es en los ciclos lunares o en la revolución obrera. En ese momento, tu mente está centrada en pensar en qué vas a invertir las próximas 48 horas de tu vida.

 

Es un momento para dedicar a tus actividades favoritas, sean las que sean. Puedes engordar tu factura de la luz a base de llevar al límite el sistema de ventilación de tu consola, autoengañarte y creerte sano saliendo a hacer deporte para luego compensarlo con una sesión de cañas y tapas, ir al cine o al teatro para poder decir que el libro era mejor… Mil cosas que dejamos a tu completa elección. La verdad es que estaría bastante fuera de lugar no dejarlas a tu elección.

 

 

Pero hay algo que es casi obligatorio. El sábado y el domingo no suelen ser días pensados para levantarse temprano, por lo que la noche del viernes y del sábado te brindan una oportunidad perfecta para salir con tus amigos y olvidarte un poco de la hora a la que te vas a la cama. Tomar algo mientras charláis, ir a vuestra discoteca favorita, a algún gran evento exclusivo de ese finde… Las posibilidades vuelven a ser múltiples.

 

Dolor de cabeza y de bolsillo

 

Sin embargo, es bastante probable que más de uno os hayáis despertado tras una de estas noches, hayáis echado un vistazo a la cartera, e inmediatamente os hayáis arrepentido de alguna de las decisiones tomadas. Efectivamente, la quinta copa de ginebra con limón que te tomaste era absolutamente innecesaria, pero en el momento te pareció una maravillosa idea y ya no hay nada que puedas hacer. En bclubber no podemos hacerte volver atrás en el tiempo y corregir tu error, pero sí podemos hacer que tu error sea un poco menos doloroso.

 

 

Usando nuestra aplicación, conseguirás descuentos en todos nuestros locales asociados, y podrás ahorrar en tus noches y disfrutar de tus fines de semana de forma más económica. Prueba a echarles un vistazo, que igual hasta encuentras un nuevo plan para los dos días de descanso/diversión tienes por delante.