bclubbers logo

Elrow, una experiencia generacional

¿Cómo se define una experiencia? Sin duda, se trata de una tarea muy compleja ya que cada una despierta diferentes sensaciones y cada una se interpreta de diferente manera según quién la esté disfrutando. Además, hay muchos elementos externos que pueden influir positiva o negativamente a la hora de hacer balance, pero os aseguramos que toda esa dialéctica se desploma cuando hablamos con la madre de todas las experiencias: elrow.

 

Elrow no entiende de influencias, de estados de ánimo, de sensaciones… Elrow es una apuesta segura cuando se trata de entretener y divertir porque sencillamente esa es la base bajo la cual se sustentó la idea desde el año 1870.

 

ambiente elrow

 

Origen de elrow: Josepet

Si nos remontamos al origen de elrow, como no podía ser de otra manera, viene dado por un enamorado de la diversión y la fiesta, José Satorres ‘Josepet’. Originario de Fraga, Huesca, se reenganchó hasta tres veces en la mili cuando estaba en Madrid por la única razón de haber quedado completamente enamorado de la ciudad y, más concretamente, de haber flipado con la fiesta de la capital.

 

Era tal su pasión que, después de que se le agotaran todas las vías para poder quedarse en Madrid, a su vuelta a Fraga, decidió encaminar su futuro hacia aquello que le había hecho feliz; descartando así seguir los pasos de su padre que era granjero. Crea el ‘Café Josepet’ que se convierte por lo tanto en la semilla que años más tarde da luz a elrow, estamos hablando del año 1870… ¡Casi Nada!

 

La leyenda de José Satorres ‘Josepet’ es propia de la de una persona apasionada por la fiesta, por pasarlo bien y por disfrutar. Su café se fue poco a poco convirtiendo en un club social tan exitoso que él mismo decidió crear una empresa para fletar autobuses desde Lérida: las noches del café hicieron que Josepet olvidara aquellas mágicas fiestas de Madrid, noches que duraron hasta el año 1929, año de su fallecimiento.

 

Lo que sentó las bases de elrow: el amor

Por un lado tenemos a María Vilar, nieta de ‘Josepet’, casada con Antonio Durán. Reabrieron el Café Josepet en el año 1930, ahora con el nombre de ‘Bar Victoria’ que pasó a ser, además de bar, un teatro y el primer cine al aire libre.

 

Por otro lado Juan Arnau y Francisca Ibar, un matrimonio recién llegado a Fraga en los años 20. Ante la admiración del éxito de los cines Victoria, el matrimonio estudió la posibilidad de poner un negocio y ¿qué hicieron? Montar el ‘Cine Florida’ que se convirtió en el auténtico competidor del ‘Cine Victoria’.

 

Lo que podría haber acabado como el rosario de la aurora por mantener el éxito exclusivo del negocio en Fraga, terminó con una fusión de ambos negocios por amor.

 

La casualidad quiso que la hija del matrimonio de los Durán, Pilarín, y el hijo de los Arnau, Juan, estuviesen perdidamente enamorados por lo que ambas familias enterraron el hacha de guerra por el bien de todos dando paso en 1973 a ‘Florida Fraga’. En 1985 se convertiría en la mítica Florida 135, una sala que ha dado cobijo a los diferentes estilos musicales que han ido cautivando a todos los amantes de la fiesta, desde el pop rock de Madrid de los 90 hasta la electrónica de hoy en día.

 

Gen elrow

Que estamos ante una generación cuyo ADN está guiado por la fiesta es algo que ya hemos podido comprobar. El hijo del matrimonio de Pilarín y Juan (también llamado Juan), decidió montar una barbacoa en 1993 para 200 personas en Monegros pero, evidentemente, esa inocente barbacoa supuso algo mucho más grande, y es que, cuando se lleva en los genes, se nota. La barbacoa de 1993 fue el inicio de lo que hemos conocido como Monegros Desert Festival que, hasta su última edición (aseguran que volverá pronto) reunía a más de 40.000 personas.

 

 

De row a elrow

En el año 2001, en el local Nick Havanna en Barcelona, nace ‘Row’ que fue el nombre que se puso a las sesiones de los jueves con auténtica música electrónica. Era tal el éxito de la sesión que Juan Arnau decidió, en el año 2008, abrir Row14. Más tarde, en el año 2010 se puso en marcha el concepto que hoy nos alegra la vida: elrow.

 

Una experiencia que funciona

Elrow funciona, no es una opinión personal (que también) son hechos: cada año baten récords de facturación, cuelgan carteles de no hay entradas… Pero más allá de los números, elrow funciona porque consigue algo que ya muy pocas fiestas logran, elrow satisface. Te lo explicamos.

 

Cada vez es más común que, después de una noche que pintaba épica, vuelvas con una sensación de vacío. Sí, mientras vuelves a casa de madrugada o mientras atraviesas un férrea mañana de resaca en la soledad de tu sofá bajo el abrigo de una fina manta mientras apuras la mensualidad gratuita de Netflix, piensas: «Ayer lo pasé bien, PERO». Ese ‘pero’ que cae como una losa y se convierte en un gigante que hace sombra a cualquier signo de complacencia. Y hay algo de lógica en todo este proceso de ‘vacío’, si bien es cierto que no es una ecuación que se cumpla cada noche de fiesta, es verdad que las noches se han podido convertir en un molde o patrón que sigue las mismas directrices y que, por lo tanto, pueden llegar a cansar. Un DJ de renombre y a bailar es la fórmula que muchas discotecas exprimen, pero se olvidan de lo más importante, se olvidan de nosotros.

 

Eso es lo que han tenido en cuenta desde elrow y por eso han creado una marca con una identidad que rompe con moldes agotados. Nos han puesto a nosotros en el centro de la ecuación y, a partir de ahí, han diseñado las mejores fiestas que te puedas pegar hoy en día.

 

 

Porque por supuesto el DJ es una pieza importante para que una noche salga redonda, pero no es la única. Adentrarse en una noche de elrow es sumergirse en un universo nuevo y único creado especialmente para que tu noche sea exclusiva. Además de su exclusividad, el público (sí, nosotros) somos protagonistas.

 

ibiza elrow

 

Son fiestas inmersivas que han conquistado multitud de ciudades del mundo entero como Londres, Ibiza, Amsterdam, Shangai, Amberes, Miami… Donde no queda más remedio que dejarse llevar por la magia que se recrea en cada uno de sus espectáculos, ya sea con la fiesta del Rocío, en el Sambódromo de Brasil, en el Viejo Oeste, los Juegos Olímpicos o cualquier genial idea de la gente de elrow.

 

elrow juegos olimpicos

 

Actores, recreaciones, confeti (mucho confeti), flotadores, juegos y la predisposición de todo aquel que acude a elrow a pasarlo de escándalo es la única manera de explicar elrow.

 

¿Cómo se define una experiencia? La respuesta es que la experiencia no se define, la experiencia se vive, y tú tienes la oportunidad de comprobar que todo lo que acabamos de exponer no es verborrea ni adorno. Atrévete el próximo 25 de agosto a asistir al Rowllywood en Tenerife. Antes de que cuelguen el cartel de ‘sold out’ compra tus entradas y siente que perteneces a toda una generación de amantes de la diversión, la locura, la fiesta y la libertad.