bclubbers logo

¿Te acuerdas de los años 90?

En bclubber nos hemos puesto nostálgicos. Si hace unos días os recopilábamos los grandes hitos que nos dejó 1999, hoy hemos decidido abrir un poco el abanico y rememorar toda la década de los años 90. Un desafío ambicioso, ¿verdad? A ver si somos capaces de no dejarnos nada.

 

Como no queremos ponernos especialmente densos, vamos a centrarnos en aquellos aspectos más relacionados con la cultura popular que con la historia de la humanidad. Estamos seguros de que sois personas cultas y versadas, y no queremos aburriros con detalles que sabéis de memoria sobre la Primera Guerra del Golfo, la disolución de la URSS, o el Conflicto Ruso-Checheno, así que dejaremos a un lado todo este tipo de asuntos. Dicho esto, activemos la máquina del tiempo y empecemos a movernos hacia atrás.

 

Qué pasó en los años 90

 

Música de todo tipo

 

Podríamos hablar de cómo Nevermind de Nirvana dio lugar al apogeo del grunge o de que el hip-hop se consolidó en Estados Unidos con referentes como Tupac o Notorious BIG, pero estamos aquí para hacer viajar a tu mente por aquellas canciones que escuchó hasta la saciedad. Esta fue la época de mitos como Wonderwall de Oasis, dudosos clásicos como La Macarena, o temas que se siguen repitiendo actualmente como All I Want for Christmas is You. Como ves, un poco de todo.

 

Sin embargo, si hablamos de canciones de los 90 que todo el mundo ha oído infinitas veces no podemos no detenernos en una en concreto. Hay muchos la aman y otros tantos la borrarían de la faz de la tierra, pero lo que no hay es alguien capaz de resistirse a tararearla en el instante en el que empieza. Si no nos crees, te diremos que I’ll tell you what I want, what I really really want; so tell me what you want, what you really really want… Te ha pasado, ¿verdad? No digas que no te advertimos.

 

spice girls

 

Una época para reír…

 

En televisión, la década estuvo marcada por el auge de las comedias de situación. Clásicos como Friends, Seinfeld o El Príncipe de Bel-Air llevaron la diversión a millones de hogares, y las cadenas españolas no tardarían en sumarse a la tendencia con series como Farmacia de Guardia. No obstante, no creáis que todo fueron risas, ya que obras maestras como Los Sorpano o Twin Peaks también vieron la luz durante estos años.

 

…y para llorar

 

En cine, sin embargo, la obra culmen de los años 90 tendría de todo menos pretensiones humorísticas, pues no hablamos de otra que de Titanic. Aunque para muchos no es más que esa peli que poner para soltar alguna lágrima en San Valentín, el film de James Cameron igualó a Ben-Hur como la película con más Oscars de la historia (11) y a Eva al Desnudo como aquella con más nominaciones (14), y su historia de amor nos sigue emocionando y frustrando hoy en día. Al fin y al cabo, todos sabemos que si Rose hubiese puesto de su parte Jack habría tenido un hueco en aquella tabla.

 

titanic

 

Pero, de nuevo, eso no fue todo. Aunque ahora mismo el Windows 98 nos parezca prácticamente del Pleistoceno, hablamos de una época marcada por sus avances tecnológicos, los cuales permitieron a Pixar lanzarse a la producción de largometrajes con Toy Story, a Speilberg meternos de lleno en el Parque Jurásico, o a George Lucas retomar la saga de Star Wars con La Amenaza Fantasma. Definitivamente, el futuro ya había llegado.

 

¡Expecto Patronum!

 

Por último, los años 90 iban a traernos al que posiblemente sea el mago más famoso de todos los tiempos. Harry Potter y la Piedra Filosofal fue publicado en 1997, y el huérfano con un rayo en la frente no tardó en convertirse en uno de los mayores fenómenos de masas que se recuerdan, marcando un antes y un después en la literatura juvenil. Toda una generación creció leyendo cómo Ron se convertía al budismo, las dificultades que pasó Hermione para hacer la declaración de la renta, y el reto que le suponía a Dumbledore compaginar la dirección de Hogwarts con la presidencia de su comunidad de vecinos. De acuerdo, todo esto no es verdad, pero no queremos hacerle ningún spoiler a los pocos muggles que aún no se hayan dignado a leer la saga.

 

harry potter