bclubbers logo

Viernes negro (Black Friday), no nos volvamos locos

Por favor, sentaos para leer esta noticia que os traemos desde el departamento de comunicación de bclubber: ¡Este viernes es el Black Friday! Para aquellos que no sean angloparlantes: ¡Este viernes es el viernes negro!

 

Sorpresa

 

Suponemos que en realidad no te ha entrado ningún tipo de agobio al leer la primicia ya que, como nativo digital que eres, también te llevan infestado con ofertas hasta de los calzones del mercadillo de la esquina en cada una de tus redes sociales desde hace un par de semanas.

 

Efectivamente, desde hace unos años, la ola de este movimiento comercial del viernes negro venida, directamente del imperio americano, ha crecido de manera exponencial en España. Lo que hace unos años era algo reducido a algún gran almacén, lo comparte ya hasta el vendedor de chuches que te regala regaliz negro (no hay quien lo coma) si compras 1€ en gominolas.

 

Pero antes de dejarnos seducir por las encantadoras ofertas del mercado, vamos a intentar esclarecer el origen del viernes negro.

 

¿Por qué black? ¿Por qué Friday? Resolvamos todas estas dudas.

 

El origen del viernes negro

 

El primer dato revelador del origen de la palabra se remonta al año 1879, concretamente al viernes 24 de septiembre cuando unas maniobras de dos financieros de Wall Street acabaron provocando una crisis económica culminada en ese fatídico viernes negro.

 

En el año 1966 se volvió a emplear el término Black Friday, esta vez haciendo referencia a los colapsos circulatorios y al caos generalizado que se formaba en Filadelfia el día después de Acción de Gracias

 

Aunque el origen más aceptado y que encierra un sentido más comercial es el que hace referencia a los números de los pequeños comercios que, tras estar todo el año en números rojos, pasaban a números negros gracias al día de Acción de Gracias.

 

 

Peligros del viernes negro

 

Nos gustaría lanzar un mensaje de paz y concordia a todos nuestros lectores. Somos conscientes de que, de cara a los regalos navideños, esta fecha os puede sacar de más de un apuro y ahorrar algún que otro euro, pero, oye, no pierdas la cabeza. Sí, literalmente, no pierdas la cabeza. Los descuentos y ofertas pueden estropearte el cerebro y hacerte perder el norte.

 

 

Por ejemplo:

 

-Empleados que, aunque sea difícil de asimilar, han perdido la vida pisoteados por enfermos del shopping.

-Dos clientas a puñetazos con un trágico final.

-Un poquito de gas pimienta para quitarse competencia.

-Hombre pisoteado, agonizando casi al borde del fallecimiento… Pero con un final feliz ya que pudo finalizar sus compras.

 

 

 

Casos reales que enturbian el verdadero sentido del viernes negro. Nuestro alegato:

 

-No pises la cara de nadie.

-No arrolles ni codees.

-No a las armas.

-No al gas de pimienta.

 

No caigas en lo mismo, dejemos que la sociedad norteamericana siga su camino, y nosotros el nuestro.

 

bclubber con el Black Friday

 

Como no podía ser de otra manera, desde bclubber nos teníamos que subir al tren de esta moda y, este fin de semana, los días 23 y 24 de noviembre lo celebramos con un 𝟮𝘅𝟭 en tu primera consumición en todos los locales asociados a #bclubber.

 

viernes negro en bclubber

 

Y ya sabes, ¡dale a tu cuerpo alegría cosa buena 💃!